Iluminación arquitectónica

Hoy en día los LEDs son muy utilizados en la iluminación arquitectónica gracias a la versatilidad en la forma que se puede implementar en diferentes edificaciones. Por ejemplo se puede iluminar la periferia de un edificio con neón de LEDs flexible, para hacer un delineado de esta periferia acentuando el edificio.

Otro ejemplo de iluminación de edificios es por medio de lámparas de LED de potencia desde el nivel de la calle de la misma manera en que se ha hecho por años a través de reflectores tradicionales, con la novedad de que ahora con los LEDs se puede elegir colores específicos o incluso lámparas que cambian de color en función a una secuencia predeterminada.

También se puede iluminar este mismo edificio colocando barras o píxeles individuales de modo matricial sobre la superficie de la cara del edificio, no sólo iluminando de manera decorativa, sino que también permite la creación de efectos de animación que nunca antes se habían podido lograr con luminarias tradicionales, permitiendo mostrar efectos de animaciones, logos, texto, etc.

Las lámparas de LED son también muy usadas en la iluminación de otras obras de arquitectura como puentes, monumentos, etc.